Waly Salomão

(Jequié, 1943 - Río de Janeiro, 2003) fue una de las figuras más fecundas y multifacéticas de la vanguardia brasileña. Bahiano, hijo de padre sirio y madre sertaneja, Waly fue punta de lanza de una generación de poetas que –aliados en un movimento de resistencia a la censura impuesta por los “años de plomo” de la dictadura, el Tropicalismo– desafiaron los principios formales de la tradición y pensaron la literatura a partir de su articulación con otras artes: en especial las visuales, la música y la performance. Esta concepción influyó marcadamente su escritura en las décadas de 1970 y 1980, cuando publicó Agarrame que me da un ataque (1972) y Gigoló de bibelots (1983), dos experimentos extraordinarios con la lengua brasileña y la gráfica. Durante 1990 y hasta su muerte su poesía continuó reinventándose, creando un lenguaje y un estilo cada vez más personal, lírico heterodoxo, lo que consolidó su papel de poeta-faro con una serie de títulos visionarios: Mercería de chucherías (1993), Algarabías y Hélio Oiticica: qual é o parangolé? (1996), Labia (1998), Tasa de embarque (2000) y Pescados vivos (2004, de publicación póstuma). En uno de sus libros, Waly Salomãoescribió: "Tengo hambre de convertirme en todo lo que no soy". El deseo de abolir fronteras y cruzar los límites –entre el yo y el otro, entre la prosa y la lírica, entre el arte y la vida– es su rasgo distintivo. POESÍA TOTAL reúne, traducida por primera vez al español, su obra poética completa.