Volver   
Nota de 10/31 Acción  del 16/06/2007

Yo, yo y yo




Monólogos dialogados, o –como dice el mismo Filloy– "monodiálo­gos", las siete magníficas piezas que componen este libro, publicado en forma privada originalmente en 1971, llevan el motivo psicológico de la paranoia hasta las más fina y absoluta de las hilaridades. Con un manejo superior y lúdico del castellano, Filloy se permite la lucidez del delirio hasta llegar a picos de ambivalencia y connotación que dejan flotando la sospecha de que la locura no es tan loca. El humor desmedido que agita la obra sin descanso, invitando a una sonrisa que se queda a medio camino o a la carcajada limpia, tiene la im­pronta de la cultura de un escritor tan propenso al ba­rroquismo como es Filloy, pero siempre con ambición corrosiva. La Iglesia Católica o Walt Disney, la pe­dantería de la riqueza o del saber, España o la orato­ria, son sometidos en estos textos a una burla des­piadada y mordaz, satírica y alegre, y tan absurda que a veces recuerda al mismo Macedonio Fernán­dez. Salvo éste, difícil hallar en la literatura argentina ese humor desenfrenado, inteligente y luminoso, del que hace gala Filloy con pocas y muy contadas inhi­biciones. (El cuenco de plata) R. H. R.








Volver